{{visita.numeros | number}} visitas recibidas desde el 22 de Marzo de 2010

Al reconocer en la Asamblea Anual Ordinaria de la Asociación Política 'José María Pino Suárez' que la pluralidad no es un acto político, sino un acto de realismo y que procesarla es un acto de la política, el gobernador Arturo Núñez Jiménez tendrá que demostrar con pragmatismo en los comicios locales, que es un auténtico demócrata que reconocer la pluralidad que vive Tabasco.

Manifiesto | José Chablé Ruíz

El pragmatismo político de Núñez

MANIFIESTO

Miércoles, 31 de Enero de 2018

El descrédito de la política se debe a los políticos, pero también la embestida contra la política y los políticos se debe a los poderes fácticos “que quieren disputarle el poder político a la política, y hay que evitarlo”, dijo el gobernador Arturo Núñez Jiménez el pasado domingo a los pinosuaristas en su Asamblea Anual.

En este marco, Núñez reconoció que este año es trascendente para la vida de la República y de Tabasco, por los procesos electorales federales y locales. “Es un año importante para decidir el futuro inmediato, del rumbo que queremos darle a nuestro país, a nuestro estado y a nuestros municipios”.

Con la experiencia y la formación política que tiene, como un hombre de poder del sistema mexicano, Núñez indicó a los pinosuaristas que “hay que hacer política de la buena. Tenemos que trabajar para reivindicar la política, ya que, sin política, las sociedades no tienen destino, y lo que tenemos que hacer, es volverla a reedificar, efectivamente, limpiarla, quitarle todos los vicios que desde dentro la deterioran y la han hecho casi digno de repudio para amplios segmentos de la población”.

Núñez afirmó que “un auténtico demócrata tiene que reconocer la pluralidad, tiene que complementarla con el manejo de los instrumentos democráticos, diálogo y más diálogo, negociación y más negociación, y construcción de acuerdos. La única opción diferente a la vida democrática, que es el pensamiento único, es la dictadura, donde solamente uno manda”.

Sostuvo que “la pluralidad, es una condición de la realidad; reconocer la pluralidad no es un acto político, es un acto de realismo, pero procesar la pluralidad a través de los instrumentos de la vida democrática, el diálogo, la negociación y la construcción de acuerdos, eso sí es un asunto de política”.

Oportuna la definición de Núñez sobre el quehacer político, porque el proceso electoral local lo someterá a prueba, ya que tiene que demostrar que es un demócrata que reconoce la pluralidad política de Tabasco.