{{visita.numeros | number}} visitas recibidas desde el 22 de Marzo de 2010

Adán Augusto López Hernández con dirigentes de morena afuera del IEPCT

Manifiesto | José Chablé Ruíz

Sumar para reconstruir: Adán

MANIFIESTO

Lunes, 26 de Marzo de 2018

Llegó puntual a su cita con la historia. A cumplir con las formalidades de la Ley Electoral de Tabasco. A registrarse como el candidato a gobernador de la esperanza, de la inclusión, de la reconciliación, de la transformación. De ser el representante de una generación que tiene que hacer lo que no pudo construir la “generación perdida”, que integró en su momento el Círculo Tabasqueño de Estudios.

Sin los blasones que pregonan sus adversarios haber heredados, que por dejar en paz a nuestros muertos, no los recordamos, pero que son parte de la leyenda urbana, por la forma en que llegaron al poder y el cómo nacieron los nuevos ricos de los setenta en Tabasco, Adán Augusto López Hernández, después de haber solicitado su registro como candidato de la Coalición “Juntos Haremos Historia” a gobernador de Tabasco ante el Consejo del IEPCT, pidió a los Consejeros estar “a la altura de las circunstancias, son ciudadanos de prestigio”, con reconocimiento social; dijo confiar en ellos.

Ante sus seguidores, reunidos frente al IEPCT, Adán Augusto pidió a los tabasqueños sumar talentos e ideas para sacar adelante la economía y generar empleos bien pagados, reactivar la agroindustria y fomentar el cultivo controlado en invernaderos, que Tabasco se convierta en una potencia exportadora de productos agropecuarios, pero también detonar la industria de la transformación.

Exhortó a recuperar el orgullo tabasqueño, con una política de inclusión, conciliación, reconciliación y con la participación de quienes quieran “ver un gobierno diferente y una sociedad distinta”.

Adán se considera un tabasqueño común, consciente de los problemas de Tabasco, preparado para gobernar, no un improvisado. Comprometió su alma para rescatar y transformar a Tabasco.

Me recordó a Andrés Iduarte que en “Un Niño en la Revolución Mexicana” escribió: “El tabasqueño muere por gusto por lo que cree y hasta por lo que no cree”.

Todos podemos hacer florecer la esperanza añorada. No claudiquemos ante la desinformación.