{{visita.numeros | number}} visitas recibidas desde el 22 de Marzo de 2010

1. Candelario Pérez Alvarado 2. Adán Augusto López Hernández 3. José Antonio de la Vega Asmitia

Carta Abierta | Jorge Nuñez

Cuando Cande dijo que Adán era una 'mala influencia'

CARTA ABIERTA

Lunes, 9 de Abril de 2018

La decisión de Candelario Pérez Alvarado de irse a Morena como candidato suplente al Senado, hecha ya oficial en una conferencia de prensa, apunta a una farsa de alcances monumentales.

Porque, hace apenas unas semanas, en el anuncio conjunto de la candidatura de Jaime Mier y Terán a la alcaldía de Centro, el diputado federal decía lo siguiente:

“Hagamos el esfuerzo para que Centro camine y logremos avanzar y logremos consolidar el proyecto de Gerardo Gaudiano, y de esta manera podamos repetir los éxitos que hemos logrado en el PRD”.

Acompañado en ese entonces de Mier y Terán, se le preguntó si aceptaba los resultados de la encuesta que no le favorecieron y respondió: “Soy una gente congruente, de trabajo sobre todo, pero congruente”.

Esa declaración del exdirigente del PRD en Tabasco cayó de muy buen ánimo en la militancia, entendiendo que había allí un cuadro con madurez política, lealtad y, como él mismo dijo: congruencia.

Por más explicaciones que dé este lunes 9 a los medios de comunicación para justificar su adhesión a Morena, Candelario ha quedado marcado por la deslealtad y la incongruencia. 

La gran loza para Cande es que aún hay más.

A fines de 2016, cuando el tema de la resistencia civil buscaba ser revivida por Morena, el dirigente estatal del PRD señalaría que las “cartas amparos” en contra de la  resistencia civil, “sólo les sirve a los de Morena cuando se acercan los tiempos electorales.

Diría que Adán Augusto López Hernández, el dirigente estatal de Morena, “fue diputado local y federal gracias a que firmó los documentos para proteger a los usuarios en contra de los cortes de CFE,  y hoy dicen que no funciona y no sirven”.

En marzo de 2017, Cande volvió a lanzarse contra Adán.

Esta vez cuando Morena, al tiempo que pedía la renuncia de José Antonio de la Vega Asmitia como presidente de la Junta de Coordinación Política, denunciaba que el PRD y el PVEM se habían aliado para solapar malos manejos en el Congreso local (.https://www.youtube.com/watch?v=OTsk-KDwegY).

Dijo entonces Candelario, burlonamente:

“(…) Yo con Adán nunca he tenido oportunidad de que nos dé clases de cómo hacer las cosas. Digo, porque hemos conocido lo que hizo en el PRI. Hemos conocido diversas acciones que ha hecho antes.

“Por eso no me junto (con él), para evitar tener esas malas influencias. Lo que sí hemos tenido claro es nuestro compromiso e interés por Tabasco…”.

Bien dicen que por la boca muere el pez, y esta es una buena oportunidad para que el diputado federal explique, sobre todo a los morenistas, los “por qués” de esas negativas impresiones sobre Adán.

Y por qué ahora ha cambiado, tan abruptamente, de opinión.

¿Dónde está, pues, la congruencia?