{{visita.numeros | number}} visitas recibidas desde el 22 de Marzo de 2010

Fue tal la incapacidad de Gerardo Gaudino Rovirosa en el Debate entre los candidatos a gobernador, que no pudo defenderse de los 'golpes' que le propinaron por separado los candidatos del PVEM, Oscar Cantón Zetina, y el Independiente, Jesús Alí de la Torre.

Manifiesto | José Chablé Ruíz

Se empequeñece Gaudiano

MANIFIESTO

Lunes, 14 de Mayo de 2018

Si las encuestas vaticinan que el candidato a gobernador de la coalición “Por Tabasco al Frente”, Gerardo Gaudiano Rovirosa, perderá la elección de gobernador el próximo primero de julio, el Debate en el que Gaudiano participó el pasado viernes generó la percepción de que no tiene la capacidad para gobernar a los tabasqueños.

Sin control de sus emociones, sin conocimiento de las temáticas de Política y Gobierno propuestos como Debate, sin coordinar sus ideas y por su egocentrismo, Gaudiano se mostró incompetente para tener una responsabilidad de la envergadura que tiene el ser gobernador de Tabasco, de motivar e impulsar a los tabasqueños para que junto con el gobierno saquen al estado de la crisis económica y social en que se encuentra.

Ni como egresado de la carrera de Ciencias Políticas y Administración, Gaudiano mostró conocimientos para destacarse en lo rígido del formato del primero de dos Debates que organiza el IEPCT entre los candidatos a gobernador, que más que Debate fue una pasarela para que ellos presentaran sus propuestas de gobierno en los temas de combate a la corrupción, inseguridad y salud.   

Gaudiano no tuvo ni capacidad para defenderse de los “golpes” que le propinaron por separado los candidatos del PVEM, Oscar Cantón Zetina, y el Independiente, Jesús Alí de la Torre, ya que no respondió a preguntas sobre por qué candidato presidencial va a votar, los señalamientos de que es parte del “grupo Cancún”, el por qué no usa los colores amarillos del PRD, que es la continuidad del nuñismo.

Gaudiano se mostró muy pequeño ante los candidatos de MORENA, Adán Augusto López Hernández; del PRI, Georgina Trujillo Zentella; de Oscar Cantón; del Panal, Manuel Paz Ojeda, y de Jesús Alí. De haberse dado un verdadero Debate entre ellos, Gaudiano se hubiese empequeñecido más.

Mientras Gerardo se moría de nervios por el Debate, los diputados federales Héctor Peralta Grappin y Elio Bocanegra Ruiz celebraban en Comalcalco sus futuros cargos como funcionarios gaudinistas, sin aún “tener la liebre”.