{{visita.numeros | number}} visitas recibidas desde el 22 de Marzo de 2010

Fernando Valenzuela Pernas, Andrés Manuel López Obrador, Adán Augusto López Hernández

Carta Abierta | Jorge Nuñez

El caso del trabajador que no pudo pagar su rescate

CARTA ABIERTA

Viernes, 14 de Septiembre de 2018

Es imposible no indignarse ante la irrefrenable ola de criminalidad que vive el país, y de la que Tabasco no es ajeno. Mucho menos cuando se priva de la vida a gente inocente que tuvo la desgracia de estar en el lugar y el momento equivocados.

Este es el caso de Manuel Alberto Liébano Palomeque, de apenas 26 años de edad y promotor de micronegocios de Banco Azteca.

Había sido secuestrado en el ejido Ceibita primera sección de Tacotalpa y tres días después apareció asesinado a puñaladas, con visibles huellas de tortura, en el río La Sierra de Jalapa.

El joven empleado fue privado de la vida porque sus familiares, de escasos recursos económicos, no pudieron juntar el dinero del rescate.

Este es un ejemplo claro de cómo los límites del crimen, si es que alguna vez ha habido alguno, han sobrepasado lo imaginable.

Se confirma además, por si ello fuera necesario, que las familias de todos los niveles económicos están expuestos a ser plagiados, incluso de manera fortuita, al azar, como parece ser el caso de Manuel Alberto.

Lo más fácil sería culpar de estos hechos al gobernador Arturo Núñez o al fiscal general del estado, Fernando Valenzuela Pernas.

Pero sólo basta echar una mirada al resto de la prensa nacional para saber que los delitos de alta peligrosidad son cosa de todos los días, en la mayoría de los estados.

Y no se trata de una estúpida resignación, sino de una manera de entender lo que ya se ha dicho hasta la saciedad: la estrategia nacional anticrimen del presidente Enrique Peña Nieto fue un rotundo fracaso, costando cientos de miles de vidas en su sexenio.

Este es, quizá, el más grande reto que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, tiene por delante: aplicar un plan eficaz que devuelva la seguridad a las familias mexicanas.

En Tabasco, el próximo gobernador, Adán Augusto López Hernández, enfrenta el mismo reto. Porque la entidad ocupa un lugar nada privilegiado en el alto índice de delitos.

Asesinar a un joven trabajador, que vive de su sueldo diario y pertenece a una familia de bajos ingresos, es un hecho que no debería volver a ocurrir por todo lo que implica: indignación, injusticia, crueldad y zozobra generalizada.

Por lo demás, los tabasqueños esperan que Fernando Valenzuela informe pronto sobre la captura de los asesinos de este joven que, por maldita la cosa, se ha sumado a las frías estadísticas de la inseguridad.

: EL MENOS OBSERVADO

De acuerdo a información publicada en un diario local, el municipio de Centro es el que menos observaciones presenta en la cuenta pública 2017.

Por lo que se ve, no habría mayor inconveniente para su aprobación en el Congreso local, dominado ahora por Morena.

Por el contrario, los municipios de Macuspana, Tacotalpa y Teapa son los que mayores problemas enfrentan.