{{visita.numeros | number}} visitas recibidas desde el 22 de Marzo de 2010

Entre escándalos, sospechosismos, dron y terrenos comprados a sobreprecio, el sexenio de Arturo Núñez Jiménez, cerrara dejando en entredicho su honorabilidad.

Manifiesto | José Chablé Ruíz

En entredicho el nuñismo

MANIFIESTO

Jueves, 18 de Octubre de 2018

Con el escándalo de evidencias de presuntos actos de corrupción, parece ser que cerrará el gobernador Arturo Núñez Jiménez su gobierno, que podría poner en entredicho su honorabilidad, sino toma pronto la decisión de que la Contraloría del Estado y el Órgano Superior de Fiscalización del Congreso del Estado, deslinden responsabilidades.

En este espacio, el 31 de agosto pasado, con el título “Complican nuñistas cierre de gobierno”, daba cuenta que “a cuatro meses de que concluya el sexenio nuñista, el “sospechosismo” de que los funcionarios no manejaron con probidad y transparencia los recursos públicos, embarga a la mayoría de los tabasqueños, que nunca se imaginaron que el gobernador Núñez, político probo e inteligente, concluyera su mandato con estos claroscuros”.

Me referí al fraude en la compra del dron, porque en el mundo no hay uno que cueste 12 millones de pesos, y a los 200 millones de pesos que entregaron a la Sernapam para comprar 18 mil luminarias, con un sobre costo de 11 mil pesos cada una.

Este lunes, el periodista Audelino Macario Rodríguez evidenció el presunto fraude que se cometió en la Secretaría de Gobierno con la compra del dron modelo Penguin UAS, que tiene un costo de alrededor de 16 mil 500 dólares, unos 320 mil pesos, no 12 millones de pesos como se pretende hacer creer.

El hecho más grave, es la denuncia pública que hizo ayer el gobernador electo Adán Augusto López Hernández del fraude que se cometió en la compra de 88 hectáreas para desarrollar la Zona Económica Especial, que costó 40 millones de pesos, pero que el gobierno pagó 100 millones de pesos.

Al conocer el hecho, el gobernador Núñez aceptó que fue la SEDET quien compró ese terreno y ordenó a la Fiscalía General del Estado y a la Contraloría investiguen el sobrepecio.

Desde Holanda, el ex titular de la SEDET, David Gustavo Rodríguez Rosario, asegura: “Yo ya no estaba en la SDET cuando se compró, fue en abril de 2018. Lo compró Bertín Miranda Villalobos”. Me envío copia de la Escritura de Compra Venta.