{{visita.numeros | number}} visitas recibidas desde el 22 de Marzo de 2010

62 días restan aun del gobierno nuñista, que con gloria auguraba atributos. Hoy sin capacidad de respuesta, deja aun estado ahogado en deudas y demás problemas.

Manifiesto | José Chablé Ruíz

Sálvese quien pueda

MANIFIESTO

Miércoles, 31 de Octubre de 2018

“De un moralista espero cualquier cosa, pero me asombra que un cínico pueda engañarse asimismo”, escribió el emperador romano Adriano a su nieto adoptivo, Marco Aurelio, que lo sucedió como emperador a su muerte, al relatarle que su médico Hermógenes le había detectado una enfermedad mortal, por lo que se agolparon en su mente recuerdos de su vida.

 

La carta que se convirtió “en el esparcimiento de un hombre que ya no tiene la energía necesaria para ocuparse en detalle de los negocios del estado, meditación escrita de un enfermo que da audiencia a sus recuerdos”, fue una mea culpa de Adriano. (Memorias de Adriano de Marguerite Yourcenar)

 

La soledad en palacio de gobierno y en la Quinta Grijalva, debe pesar mucho, a 62 días de que concluya el gobierno nuñista. Atrás quedaron las glorias de Palacio de Covián, San Lázaro, Viaducto Tlalpan, el reconocimiento del Senador José González Morfin como Presidente del Senado al trabajo legislativo del Senador Arturo Núñez Jiménez: “Difícil, créanme, es hacer un recuento de aportaciones de quien es por todos reconocido como un experto en diversas materias, podría no referirme a alguna de ellas, pero sería consecuencia de la riqueza abundante de atributos que rodean al Senador Núñez”.

 

Como Adriano en su ocaso, Núñez parece que no va a revertir la insuficiencia presupuestal de su gobierno, que se agrava, porque no tiene la capacidad para pagar 2.9 millones de pesos a 700 empleados administrativos de la Secretaría de Educación que reclaman el pago de nivelación salarial.

 

Dicen los que saben que la Secretaría de Finanzas apostará al cansancio de los inconformes como medida resolutoria a la protesta que mantiene cerrada la avenida Gregorio Méndez, en perjuicio de miles de villahermosinos.

 

Por otra parte, la Secretaría de Salud tiene una deuda de 338 millones de pesos con proveedores, de los que 68 millones de pesos están justificados, los 270 millones de pesos restantes, los proveedores tendrán que acreditarlos con el nuevo gobierno.

 

El fin será ¿“sálvese quien pueda”?