{{visita.numeros | number}} visitas recibidas desde el 22 de Marzo de 2010

Poco a poco, el modelo de comunicación social que López Obrador, quiere para su gobierno se está dando a conocer; cierto es que hay resistencias, pero al final los medios informativos tendrán su lugar especial y prioritario en la agenda nacional

Para Usted | Mario Gómez y González

M de C; no son enemigos, sino aliados

PARA USTED

Viernes, 25 de Enero de 2019

El Presidente de México Andrés Manuel López Obrador, tiene más que claro el panorama; necesita de los medios de comunicación, pues las “benditas” redes sociales no lo son todo. Su gobierno necesita de la difusión de los medios informativos, pero también necesita el profundizar y ganarse adeptos para su modelo de administración; vaya, no es peleándose, arrinconándole, minimizándola, despreciándola o ridiculizándola, como va a transitar hacia esta cuarta transformación; necesita, y lo va hacer, aliarse con los medios informativos.

A la prensa se le tiene que dar su lugar, ya que gobierno que no es difundido, pues simple y sencillamente no trasciende; no se le ve, no impacta; no gana adeptos. A la prensa, a los medios de comunicación como tales, no le puede comparar con las redes sociales, ya que, las redes sociales, perdón por la repetición del concepto, son el complemento de los medios informativos; todos los gobiernos, necesitan de los dos; de los medios de información y de las redes sociales.

Los recientes nombramientos en las estructuras informativas del gobierno federal, los conceptos vertidos por el Presidente de México, en torno al problema de radio Centro, demuestran que Andrés Manuel López Obrador, está decidido a rescatar, apoyar y fortalecer a la prensa profesional. Ojo, el tabasqueño, se reúne con los medios informativos, pero NO con los Youtobers o con quienes manejan redes sociales. Se reúne con los periodistas. Ojo, el oriundo de Macuspana, está poniendo el ejemplo.

Poco a poco, el modelo de comunicación social que López Obrador, quiere para su gobierno se está dando a conocer; cierto es que hay resistencias, pero al final los medios informativos tendrán su lugar especial y prioritario en la agenda nacional. Quien ningunee o menosprecie a los medios informativos (no les dé su lugar), al final sufrirán las consecuencias. No se puede dirigir a una sociedad, sin tener a los medios de comunicación. Los gobernantes terminan y se van, pero los periodistas y los medios quedan.

Los medios de comunicación no son enemigos, sino aliados; son el vínculo entre los gobernantes y los gobernados; entre la autoridad y la sociedad a quienes gobiernan. Apartarse de ellos, es darse un “tiro en el pie”; Es un riesgo político de dimensiones insospechadas; es un acto suicida; es sentarse en un barril de pólvora, prendiendo cigarrillos; es hacerle al “huachicolero”, a tontas y a locas.

“No es conveniente menospreciar la influencia de los medios de comunicación tradicionales. Hay que darles el espacio y la atención debidas. Considerar a las benditas redes sociales como la alternativa para la comunicación de un gobierno es una utopía. Las redes no son la panacea ni el instrumento más adecuado para llevar a cabo una comunicación responsable y eficaz, propia de un gobierno democrático”, afirmaba en agosto del año pasado el maestro universitario Néstor Martínez.

Decía que, centralizar, sin embargo, toda la comunicación gubernamental en una sola oficina, parecería, esa sí, una decisión tomada a la ligera sin que se hayan medido aún sus alcances ni sus proporciones. Al centralizar la comunicación en la institución como tal, o más aún en su persona, el gobernante capitalizaría los eventuales logros y éxitos de su gobierno, pero también –y quizás en mayor medida– sería el fin único, el blanco perfecto de críticas y cuestionamientos, y el responsable directo de las fallas y los fracasos de su administración.

En una entrevista, antes de que dejara el cargo, el ex presidente Peña Nieto admitió que al iniciar su mandato suponía que la gestión sería similar a la ejercida como gobernador del estado de México: Pensé que podía parecerse y que simplemente era una cuestión de escala y de dimensión. Y me equivoqué rotundamente. Es muy diferente, se parece muy poco, tuvo que admitir a la distancia. Y sí, en efecto, Toluca tampoco es México; no todo lo que existe es malo, ni hay que reinventarlo, concluía diciendo Néstor Martínez, en su escrito publicado en conocido medio informativo de cobertura nacional. El tema da para más.

 

Y Para Usted También**El líder sindical, Lorenzo Román Arias, reconoció disposición de parte de las autoridades universitarias, pues ya les pasaron la calendarización de las pláticas para la revisión del contrato colectivo de trabajo**y es que ayer, agremiados del Sindicato de Trabajadores Administrativos y de Intendencia (STAIUJAT), de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), se concentraron masivamente, en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JCyA) para la primera audiencia, estando ahí presentes, los representantes jurídicos de la máxima casa de estudios de los tabasqueños**La primera reunión se llevará a cabo el martes 5 de febrero en la rectoría y la siguiente audiencia ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje será el día 31 de enero**Dicha audiencia se realizará por la mañana, pues en la tarde el Sindicato realizará su marcha de la Zona de la Cultura (Avenida Universidad) a Palacio de Gobierno**Para poner a tiempo el reloj jurídico de Tabasco, uno de mis propósitos es atender, escuchar y no encerrarme en mi punto de vista. “Aquí no hay ningún tipo de línea y el juez tiene total libertad de criterio para juzgar”, subrayó el presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura, Enrique Priego Oropeza**dijo que el objetivo es que haya verdadera impartición de justicia,  pronta y expedita, que la víctima u ofendido obtenga la reparación del daño, se respeten sus derechos humanos y los del inculpado y que el responsable de la comisión de un ilícito responda a la sanción penal que se le imponga**comentó que le gusta escuchar. Tal como ha hecho en otros encargos que ha desempeñado oirá a los ciudadanos, porque cuando se escucha al ciudadano se pueden resolver los problemas**"Si tiene razón, se le va a dar, y si no, también se le va a decir, pero con argumentos". Sabemos escuchar, pero también sabremos decir que no cuando haya que hacerlo, indicó**buen fin de semana**hasta el lunes Dios mediante