{{visita.numeros | number}} visitas recibidas desde el 22 de Marzo de 2010

1. Andrés Granier 2. Raúl Ojeda 3. Amet Ramos

Carta Abierta | Jorge Nuñez

Granier, el 'bienamado'

CARTA ABIERTA

Miércoles, 30 de Enero de 2019

La libertad condicional de Alejandro Villegas Aparicio, el último acusado que permanecía tras las rejas por el llamado “saqueo a Tabasco”, ha cerrado, virtualmente, el capítulo judicial enfrentado por el exgobernador Andrés Granier Melo. Es un punto de inflexión en su reivindicación ante la historia.

Villegas, acusado de peculado por dos mil 500 millones de pesos, se suma a las liberaciones del propio Andrés Granier y de quien fuera el secretario de Finanzas, José Saíz Pineda. Se sabe, también, que el exsecretario de Salud, Luís Felipe Graham Zapata, estaría a punto de obtener el perdón judicial.

La liberación de los granieristas se da, por sospechosa casualidad, justo al final del Gobierno perredista de Arturo Núñez Jiménez. El pasado sexenio tomó el castigo a los “saqueadores de Tabasco” como su principal bandera de adoctrinamiento político. Sin embargo, los señalados de ayer son los “bienamados” de hoy, empezando por Granier.

La sociedad ha visto, no sin sorpresa, las muestras de afecto público espontáneo recibidas por el Químico, reflejando el aprecio de un importante sector de los tabasqueños.

El PRI, su partido, no ha sido la excepción. El dirigente estatal, Pedro Gutiérrez, lo ve como un “preso político”, y muchos barones priistas evalúan darle una “digna” bienvenida, celebrando su retorno al partido.

Granier nunca dejó de ser militante y es sólo cuestión de tiempo para que retome sus derechos ciudadanos.

¿Le conviene al tricolor enarbolar la bandera de Granier como una reivindicación contra la injusticia?, ¿le sirve al tricolor asirse de un político apreciado por una buena parte de los tabasqueños?, ¿le ayuda al partido el ponerlo como ejemplo de los “buenos tiempos” del priismo?

Estas y muchas otras preguntas tendrán que responderse al interior de la casona de 16 de Septiembre. Por lo pronto, la exculpación del Químico y de sus colaboradores da al PRI una especie de dignificación política.

Quién lo dijera, Granier podría ser un capital político útil en los esfuerzos de reunificación que el priismo lleva a cabo para regresar a los primeros planos.

: EXCULPA A NÚÑEZ     

Para Raúl Ojeda la “película” está muy clara: el fracaso del Gobierno de Arturo Núñez no tuvo su origen en el titular del Ejecutivo, sino en el secretario de Finanzas, Amet Ramos Traconis.

De esta forma, el exsecretario de Gobierno ha absuelto a Núñez de cualquier responsabilidad en el traumático fin de sexenio que tanto daño causó a Tabasco.

Ojeda asegura: la falta de experiencia y la incapacidad de Amet ocasionó el déficit financiero de más de 3 mil millones de pesos, denunciado por el gobernador Adán Augusto López Hernández.

Como en política lo que parece es, según dicen los entendidos, las baterías de Adán estarían enfocándose al exsecretario de Finanzas. Esto cobra más relevancia por la simpatía de Adán hacia Raúl.

Amet es el “chico malo de la película”. En este caso, sin embargo, la realidad superó la ficción.