{{visita.numeros | number}} visitas recibidas desde el 22 de Marzo de 2010

Los tabasqueños esperan respuestas a sus demandas de seguridad, empleo, productividad, desarrollo, bienestar, salud, educación, paz social, concordia y demás, pero también esperan y confían en que, quienes hayan hecho mal uso de los recursos públicos sean sancionados y que nada quede en la terrible impunidad.

Carta Abierta | Jorge Nuñez

Alianza Ciudadana

CARTA ABIERTA

Miércoles, 6 de Marzo de 2019

Definitivamente no está a discusión lo de investigar y sancionar las múltiples irregularidades financieras y administrativas en las que el ex mandatario Arturo Núñez Jiménez, dejó sumido a Tabasco; no está a discusión eso; lo que hayan hecho incorrecto, lo tendrán que pagar sean quienes sean. Hay una sociedad lo bastante agraviada que, en este sentido, seguirá muy de cerca el devenir de los hechos.

Si bien es cierto que los escenarios que rodean al naciente gobierno de Adán Augusto López Hernández, son por demás favorables y que ya los quisiera cualquier otro mandatario estatal, incluida Claudia Sheinbaum, y ni que decir de los anteriores gobernadores de Tabasco, también lo es el hecho de que la respuesta que la Federación le está dando a nuestra entidad, todavía es poca, si lo comparamos con el nivel y numero de problemas que a diario los tabasqueños nos enfrentamos.

Los tabasqueños esperan respuestas a sus demandas de seguridad, empleo, productividad, desarrollo, bienestar, salud, educación, paz social, concordia y demás, pero también esperan y confían en que, quienes hayan hecho mal uso de los recursos públicos sean sancionados y que nada quede en la terrible impunidad.

En ello, se circunscribe la respuesta que da el gobernador Adán Augusto, a la demanda y exigencia social de la ciudadanía de perseguir y castigar a los culpables de la, insistimos, terrible situación financiera y administrativa, que se encontró al llegar al Poder Ejecutivo, por lo que esta constante está vigente desde el primer día de trabajo del actual gobierno.

La sociedad tabasqueña viene empujando, y ojo con esto, a que sean castigados varios de los funcionarios del pasado régimen; pero también, porque sienten que hasta el momento las respuestas del gobierno federal han sido pocas o no como las esperaban, aunque, claro está, el Presidente López Obrador, tiene otras prioridades nacionales, precisamente donde los problemas son más grandes. 

Hay coincidencia, Tabasco y su actual gobierno, no tienen tiempo para las lamentaciones o para crear escenarios de distracción social ante el cúmulo de irregularidades financieras y administrativas que a diario viene encontrando en el gobierno de su antecesor Arturo Núñez Jiménez.

Quiere resultados a la voz de ya, aunque también debemos comprender y entender que ni López Obrador y mucho menos Adán Augusto, tienen la varita mágica para cambiar todo y que, de la noche a la mañana, las condiciones y escenarios se transformen, dijéramos, por decreto; hay que trabajar, pero en serio; no hay tiempo que perder.

La constante, por tanto, debe ser los resultados; el poco hablar y mucho hacer; el no lamentarse, sino redoblar los esfuerzos; en esa tesitura hubo gran aceptación social, en lo expresado, a propósito de esto, por la priista Lorena Beaurregard, quien dijo coincidir con el mandatario estatal en que la administración pasada fue corrupta, pero dijo esperar que el gobernador Adán Augusto López actúe con responsabilidad y que no se excuse con el "pésimo gobierno" que hizo Arturo Núñez.

Adán Augusto López Hernández, sabe perfectamente que no puede repetir el esquema Nuñista, de que todo era culpa de Andrés Granier, cuando don Arturo, tenía la experiencia, la capacidad y las relaciones en el centro del país para detener la caída libre de la entidad, estabilizarla y comenzar el despegue económico y productivo.

El actual mandatario tabasqueño, tiene todo el respaldo del gobierno federal y de su número 1 nacional, el Presidente Andrés Manuel López Obrador, para sacar adelante a Tabasco, por lo que habrá de redoblar esfuerzos y aprovechar al máximo el tiempo haciéndolo producir cada día que pasa.

Que las autoridades judiciales y los órganos de fiscalización y rendición de cuentas hagan su trabajo de revisar y sancionar a quienes no hicieron lo correcto, pero el Ejecutivo y las instituciones que lo integran tienen el deber de acelerar el paso y dar los resultados que los tabasqueños esperan, pero a la voz de ya.

En este sentido, es de esperarse que denuncien con las pruebas en la mano los actos de corrupción del Nuñismo: que se pase de lo mediático a lo jurídico, pero que ello no sea pretexto para distraerse, perder el tiempo o peor aún, estancarse y no hacer nada por cambiar los escenarios. Tabasco y los tabasqueños habrán de aplaudirlo y reconocerlo.

Nada de lo hecho incorrectamente durante el Nuñismo debe de quedar impune, por ello lo expresado por el mandatario estatal, responde a la exigencia ciudadana de castigar, pero no dejar de trabajar para salir adelante. Los ojos de México están sobre lo que sucede o deje de suceder en la tierra del Presidente de México; Tabasco tiene que ser ejemplo de los dichos de López Obrador, cuando dice que “Nadie por encima de la ley”.

 

Y Para Usted También**Con mucho beneplácito recibió el pueblo de Tabasco la noticia de que el Doctor Arquímedes Oramas Vargas, ha sido incluido en el Claustro Nacional de Doctores, y ha sido nombrado para recibir en fecha próxima, el Grado Honoris Causa, por los trabajos que el cuanduacanence ha venido realizando en el seno de la Fundación Alianza por la Salud de México**en horabuena**hasta mañana Dios mediante.