{{visita.numeros | number}} visitas recibidas desde el 22 de Marzo de 2010

Se ha dicho que los gobiernos de Andrés Granier y de Arturo Núñez, fueron un verdadero fracaso por sus múltiples irregularidades financieras y administrativas que han colapsado las finanzas públicas y ponen en el nivel de altísimo riesgo la estabilidad y paz social de la entidad

Para Usted | Mario Gómez y González

Profilaxis burocrática de confianza

PARA USTED

Martes, 12 de Marzo de 2019

Datos más, datos menos, del total del presupuesto que anualmente se gasta el gobierno de Tabasco, apenas un 5 por ciento se destina al gasto de inversión; sin embargo, el resto, el 95 por ciento, “se le va” en gasto corriente, que no es otra cosa que el pago salarial de cientos o miles de burócratas que no te producen, pero ni un tomate. 

Es imposible pues que haya desarrollo estatal cuando la mayor parte del presupuesto se destina al pago de la burocracia que, la verdad de las cosas, no está comprometida y es acomodaticia periodo tras periodo; por eso, lo que se viene escuchando de una profilaxis o limpieza en las nóminas burocráticas, no deja de ser tema de interés.

El desarrollo estatal cada vez se atrasa más o se estanca más, pero las nóminas de burócratas se incrementan año con año, no sabiéndose la calidad y la productividad de cada uno de estos señores burócratas, tanto es su mención de base o de confianza; sobre todo el de estos últimos, el personal de confianza, mismo que ya está bastante amafiado y no van a rendir más; vaya, ya no van a dar más de sí, pues se cumple lo de que “chango viejo, no aprende maroma nueva”.

Es cierto, cada sexenio se van secretarios, directores generales, jefes de departamentos, coordinadores y demás personal de primer nivel; sin embargo, el resto de la plantilla siguen ahí; sin ser evaluados debidamente; sin conocerse de sus méritos para seguir en sus chambas.

Se ha dicho que los gobiernos de Andrés Granier y de Arturo Núñez, fueron un verdadero fracaso por sus múltiples irregularidades financieras y administrativas que han colapsado las finanzas públicas y ponen en el nivel de altísimo riesgo la estabilidad y paz social de la entidad; pero, oh sorpresa, la burocracia que trabajo en ambos periodos siguen ahí; especialmente el personal de confianza, cuando también debieron irse, para permitir la llegada de personal nuevo.

Muchos de ellos, no sudaron en las campañas, pero eso sí, gozan de sus empleos; en cambio, los que si se sudaron el cutis; los que caminaron, se trasnocharon, se desvelaros, se desmañanaron, caminaron casa por casa, soportando insultos, regaños y un calor su diez de mayo, esos sí que no tienen nada y se les ve deambulando por las dependencias buscando chamba y siendo blanco de burlas de alto calibre.

En efecto, no se le puede criticar ni prohibir a cualquier funcionario de primer nivel que llega como titular de determinada dependencia estatal, que no “lleve” a su personal de confianza; esto es, a los miembros de su círculo inmediato de amigos o compañeros de profesión o de otros menesteres, para que lo ayuden a realizar bien su trabajo y dar los mejores resultados posibles.

El principal problema que enfrentan las tareas de impulso al desarrollo de Tabasco es su excesiva burocracia estatal; más aún y precisando, las nóminas oficiales están repletas de este personal de confianza que superan en número al personal sindicalizado, que en su gran mayoría lo integran las secretarias, telefonistas, intendentes, vigilantes y auxiliares generales que realizan actividades que no les demandan preparación académica de buen nivel.

Antes, cada seis años el personal de confianza “solito” se retiraba al término de un sexenio, pues estaba consciente de que el nuevo jefe o los nuevos jefes, traían consigo a su personal de confianza, además de que concluido un ciclo administrativo es lógico renovar y oxigenar las estructuras de personal, buscando el aporte de nuevas ideas y formas de trabajo.

Si la memoria no nos falla, fue precisamente a la conclusión del mandato del exgobernador Enrique González Pedrero, el personal de confianza no quiso retirarse o dejar sus lugares a los nuevos; se recuerda que hubo grupos de estas personas que le fueron a llorar y hacer un teatro a la otrora primera dama doña Celia Sastré de Neme, a fin de que no se les corriera; pero eso sí, nunca se comprometieron a trabajar solidaria y lealmente con el gobierno de don Salvador José Neme Castillo; y de ahí, “pal real”.

Hay personal de confianza que viene desde los tiempos de González Pedrero; mismos que ingeniándoselas o con golpes de suerte se han quedado en sus lugares, cuando éstos deberían ser ocupados por gente nueva; precisamente de esos que egresan año con año de universidades y traen mejor preparación académica y compromiso por hacer mejor las cosas.

 

Y Para Usted También**y es que la titular de la secretaría de Desarrollo Económico y la Competitividad, Mayra Jacobo Priego, reconoció que en Tabasco, “hay empleo”, pero que es cuestión de actitud, ya que a las personas le gusta o está acostumbrada a ser burócratas para estar sentados detrás de un escritorio**lo anterior, dados los altos índices oficiales de desempleo en los que está la entidad, pero de manera especial, por el recorte de personal que el gobierno estatal anunció próximamente, por lo que la funcionaria, llamó a la gente a ser emprendedores**debemos comenzar a emprender, dijo, al tiempo de confirmar que su dependencia implementará programas para apoyar a las micro empresas; esto es, apoyo a los emprendedores que quieran iniciar su propio negocio o empresa, y que con ello se generen nuevas y mejores fuentes de trabajo**hasta mañana Dios mediante.