{{visita.numeros | number}} visitas recibidas desde el 22 de Marzo de 2010

1. Evaristo Hernández Cruz 2. Juan Carlos Castillejos 3. Adán Augusto López Hernández

Carta Abierta | Jorge Nuñez

Evaristo no está loco

CARTA ABIERTA

Martes, 21 de Mayo de 2019

El alcalde de Centro dista mucho, contrario a lo que dicen sus adversarios, de estar loco. Sus decisiones más polémicas comenzarán a tener sentido si se tiene en cuenta lo que busca: dar un impulso radical en la modernización de la ciudad.

Desde los Gobiernos estatales de Carlos A. Madrazo, Leandro Rovirosa y Enrique González Pedrero, no se habían planteado proyectos de fondo, a largo plazo.

El cambio de sede de Palacio Municipal a la zona de Altozano, la construcción de un tren eléctrico que vaya hacia esa parte del municipio, y la privatización del agua, entre otras, son medidas controversiales en el ánimo de la opinión pública.

Evaristo no va a perder la oportunidad de dejar huella para los próximos años. No hay que olvidar cómo ha forjado su liderazgo: yendo siempre a contracorriente.

En el seno de un partido como Morena, que busca sacudir con fuerza la vieja costumbre del cortoplacismo, se juega, como él mismo lo ha admitido, su futuro político.

Su formación de ir siempre contra el estatus quo, como le sucedió en el PRI, le convierte en un conocedor de las críticas. Está entrenado para sobreponerse a los obstáculos y mantener sus decisiones con firmeza.

Las medidas anunciadas le han generado muchos ataques, pero igual muchas adhesiones. El alcalde se mantiene en su línea y esto es algo que molesta a sus detractores. Porque ven venir que los cambios propuestos, al final, le van a ganar el apoyo de la sociedad civil.

Tiene el respaldo del gobernador Adán Augusto. O al menos es lo que ha dicho en público. Esto es algo que desconcierta a quienes desearían verlos enfrentados.

Evaristo está demostrando que aprendió mucho de su primer mandato como alcalde. Entonces fue frenado por el gobernador Andrés Granier Melo. El Químico le puso muchos obstáculos porque le veía como una amenaza en el hándicap por la gubernatura.

Ahora se sabe muy cercano a Andrés Manuel y a Adán, y no va a dejar pasar esta oportunidad. 

La contratación de Juan Carlos Castillejos como nuevo vocero del Ayuntamiento va en esa ruta de comunicar mejor su tarea de Gobierno. También para tender variados puentes de diálogo.

Castillejos va a cubrir ese débil flanco que se había abierto en su frente de batalla público. Con su experiencia, el exvocero del priista Manuel Andrade Díaz va a allanarle el camino donde sea necesario.

Evaristo tendrá que corregir sus errores y fortalecer sus aciertos. Por lo pronto se ve el interés por salirse de la ruta cómoda de pasar como un alcalde más.

Como un viejo zorro de la política, ha aprendido que lo importante son los resultados y que el éxito justifica el camino. Más, si ese camino es la próxima elección al Gobierno de Tabasco.

No, Evaristo no está loco como afirman sus adversarios. Luce más cuerdo de lo que muchos suponen. En ese entendido sabe que su futuro político depende de que sus jugadas salgan como él lo espera.