{{visita.numeros | number}} visitas recibidas desde el 22 de Marzo de 2010

El órgano Superior de Fiscalización (OSFE), solo tiene la capacidad para revisar y auditar el uno por ciento de las cuentas públicas de los tres poderes del estado; esto es, del Poder Ejecutivo Legislativo y Judicial; además de los 17 ayuntamientos

Para Usted | Mario Gómez y González

Entregas limpias

PARA USTED

Jueves, 20 de Junio de 2019

Años atrás; cuando el Partido Revolucionario Institucional (PRI), tenía el poder en sus vertientes Federal, Estatal y municipal en Tabasco, el tricolor obligaba a los presidentes municipales a no dejar adeudos y las respectivas administraciones públicas de los 17 municipios en condiciones más o menos normales (sin desgarriates financieros), de modo que los alcaldes entrantes, podían comenzar a trabajar de inmediato.

Justamente hasta después del gobierno estatal encabezado por el priista Manuel Andrade Díaz, es cuando comenzó el desgarriate o desmadre en las administraciones municipales; se recuerda que, en aquellos ayeres, a gentes de “izquierda”, de la talla de José Ramiro López Obrador y Tomás Brito Lara, por mencionar a los más significativos, les fueron reprobadas sus respectivas cuentas públicas, librándose de ir a la cárcel por negociaciones político-electorales.

Sin embargo, al darse la alternancia en los poderes municipales; esto es, cuando la izquierda asumió las diferentes alcaldías en la entidad, fue cuando comenzaron y/o se recrodujeron los desordenes administrativos y las “herencias municipales”, que se constituyeron en verdaderos escándalos y frenos para el desarrollo de estas comunas, hasta la presente fecha.

Fuentes consultadas por este reportero, coinciden que el último y verdadero fiscal de hierro; titular del Órgano Superior de Fiscalización (OSFE) que de verdad oscultaba el quehacer administrativo de los alcaldes, fue Francisco Rullán Silva (Paco Rullán), “quien no te dejaba pasar una”, decían los presidentes municipales de aquellos tiempos; “con Rullán, si te revisaban”.

Precisamente, el órgano Superior de Fiscalización (OSFE), solo tiene la capacidad para revisar y auditar el uno por ciento de las cuentas públicas de los tres poderes del estado; esto es, del Poder Ejecutivo Legislativo y Judicial; además de los 17 ayuntamientos. Esto es, solo para que usted pueda dimensionar y entender el dato; el OSFE solo te revisa, supervisa o audita del 20 al 25 por ciento de las obras y cuestiones administrativas; lo demás o el resto, pasa sin mayores problemas de investigación respectiva.     

Todo lo anterior se lo comentamos porque a través de los benditos medios de comunicación, principalmente, y de las redes sociales, trasciende que las actuales 17 administraciones públicas municipales (alcaldías), están inmersas en desordenes administrativos y financieros, por lo que el desarrollo y el bienestar no llega a los habitantes de estas comunas, que todavía no perciben los beneficios de la Cuarta Transformación (4T).

Vaya, existe un verdadero desánimo; tangible desilusión y rabia de la población, porque si pensaron que con sus votos de 6 de 6, las cosas iban a cambiar; tendrán que esperarse más tiempo, ya que hasta ahora, ese cambio brilla por su ausencia; esos beneficios del desarrollo y el bienestar no se reflejan en los hogares ni en los bolsillos de la población; en otras palabras, todo sigue igual o peor; estaban bien, cuando decían que todo estaba mal y por ello impulsaron la transformación, que aún no llega o que se esta tardando bastante en hacer su aparición.

Hasta el momento no existe un verdadero y autónomo Órgano Superior de Fiscalización (OSFE), que audite y supervise el quehacer municipal, aún cuando no hay programas y acciones novedosas que marquen el cambio que tanto se prometió y pregonó al calor de las campañas electorales para ganar el voto de la gente. Todo es negociable.

 

Y Para Usted También**Un conocido y destacado miembro del círculo inmediato del ex gobernador Andrés Rafael Granier Melo, me decía hace unos días, muy tranquilo y de manera respetuosa, “no te confundas Marito, el químico y todos nosotros ya estamos trabajando para Morena; ya brincamos la línea; y como dijera Juan Gabriel; lo que se ve no se juzga”** Y aún hay más, como dijera Raúl Velazco, nos hizo una pregunta que no le supe responder; “¿Porqué Televisión Tabasqueña (TVT), difunde y le da espacios a los eventos que encabeza el químico?** ¿hay acuerdos o gato encerrado)**pos ahí queda eso, como dijera don Trino Malpica** y es que el contexto de nuestro diálogo con esta persona, versó en torno a las declaraciones del ex dirigente del PRI estatal, el cardenense Nicolás Haddad López, quien hace unos días y en entrevista con medios informativos locales, señalaba que, “al Químico Granier, no lo vemos de nuestro lado; sino en el edificio de enfrente”**será el sereno, como se dice coloquialmente, pero lo cierto es que a través de las redes sociales, las descalificaciones por el actuar del ex mandatario estatal son más que evidentes**unos la aplauden, pero la mayoría las reprueba o de plano no las ve bien o con buenos ojos**y es que no hay que hacer cosas malas que parezcan buenas y como dijera el ilustre Profesor Carmito; “no está mal, pero tampoco está bien”**el corrido lo dirá**Con el objetivo de fortalecer los programas de asistencia social e impulsar una estrategia integral de desarrollo comunitario, el Sistema DIF Tabasco signó un convenio de colaboración con los 17 organismos municipales**La presidenta del sistema asistencial, Dea Isabel Estrada de López, convocó a sus homólogas a trabajar de la mano por el bien de las comunidades y que los apoyos lleguen verdaderamente a los grupos vulnerables**“Creo que tenemos un gran reto delante de nosotros y tenemos que trabajar juntos siempre buscando el bien de nuestra comunidad y de que esos apoyos lleguen a quienes verdaderamente lo necesitan”, dijo la primera dama del estado**fue todo por hoy**hasta mañana Dios mediante.