{{visita.numeros | number}} visitas recibidas desde el 22 de Marzo de 2010

1. Gina Trujillo 2. Alejandro Moreno Cárdenas 3. José Narro Robles

Carta Abierta | Jorge Nuñez

Gina: 'todo esto es muy triste'

CARTA ABIERTA

Jueves, 20 de Junio de 2019
Así, con esta frase, resumió Gina Trujillo Zentella la situación del PRI nacional tras la reuncia de José Narro Robles a su militancia partidista de 46 años y a su declinación a participar en el proceso interno de cambio de la dirigencia.

Ulises Ruiz e Ivonne Ortega, aspirantes a la candidatura, han denunciado que el proceso es una “simulación” porque ya está pactado el triunfo de Alejandro Moreno, gobernador con licencia de Campeche.

Narro no quiso formar parte de la “simulación” que se realiza en el proceso de elección de la nueva presidencia.
En un video, el exrector de la UNAM precisó que también renunciaba a su militancia en el PRI.

Gina Trujillo, exrepresentante de José Narro en el proceso interno, declinó abundar más en el tema y sólo se limitó a decir: "todo esto es muy triste".

La breve frase de la excandidata al Gobierno de Tabasco tiene mucho de fondo. Porque en su reciente visita a Villahermosa, Narro había advertido que el PRI desaparecería en caso de que la elección de la dirigencia se diera sobre las pautas de la simulación, el fraude y la cargada en favor de Alito.

Para desgracia de muchos priistas, todos estos factores han estado presentes. Supuestamente, bajo el consentimiento de la dirigente nacional, Claudia Ruiz Massieu Salinas, sobrina de Carlos Salinas de Gortari. De acuerdo al entorno de Narro, Claudia estaría recibiendo línea del expresidente Enrique Peña Nieto para organizar el arribo del campechano.

Esto no es, sin embargo, lo más grave para el tricolor. En los pasillos del PRI se asegura que Alito tiene la misión de situar al partido como un satélite de Morena. Esto tendría dos propósitos: uno, obtener el apoyo de Morena para evitar su extinción y dos, conformar una especie de alianza electoral para enfrentar una nueva unión entre el PAN y el PRD para las elecciones de 2021.

El plan de Alito no ha sido bien recibido por la vieja guardia del Revolucionario Institucional. Uno de los pesos pesados del PRI, Manlio Fabio Beltrones, ha dado la espalda al gobernador con licencia luego de anunciar que no votará en el proceso interno. Y se sabe que otros barones del partido anunciarán una medida en los mismos argumentos.

Alito, desde luego, ha negado cualquier interés de supeditar los intereses del PRI a los de Morena. Pero pocos le creen. Por eso su mote de "Amlito", en ese juego con las iniciales de Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Es muy posible que estemos asistiendo a los últimos años del PRI. Nadie lo sabe con certeza. De lo que sí hay seguridad es que el campechano ha originado, con su cargada, una gran crisis interna y de credibilidad. Va a dirigir un partido desunido y débil; un PRI desacreditado y reacio a aprender de sus errores del pasado.

De ahí que la frase de Gina Trujillo sea premonitoria sobre los tiempos que se vienen en el tricolor: "todo esto es muy triste".