{{visita.numeros | number}} visitas recibidas desde el 22 de Marzo de 2010

el último luchador social de quien se tuvo conocimiento en Tabasco, y no nada más porque así se autodefinía él mismo, fue Aquiles Magaña García (QEPD), quien abanderó y lidereó en su momento, la lucha que los trabajadores de limpia (barrenderos), realizaron por mejores condiciones laborales y salariales

Para Usted | Mario Gómez y González

La lucha por el bienestar

PARA USTED

Martes, 25 de Junio de 2019

Las luchas sociales, son manifestaciones de la población en honor de un objetivo de bienestar gremial o multitudinario. También pueden no tener un propósito definido y ser una muestra de rechazo sin determinación objetiva, proceder guiado por el malestar social. Las luchas sociales de cada tiempo dan cuenta, de manera fiel, de las transformaciones sociales de cada periodo histórico.

 

Un luchador social es una persona que más allá de sus necesidades individuales, lucha a favor de reivindicaciones sociales y políticas de la comunidad en general o de grupos sociales, víctimas de la injusticia por parte de otros ciudadanos, de instituciones privadas o de las autoridades públicas.

 

No es fácil la vida de un luchador social. Supone una fe inquebrantable en que el futuro puede ser mejor. Supone una crítica social a la realidad colocando en el centro del cuestionamiento la actuación de los órganos del gobierno como representantes del Estado.

 

Un luchador social condensa pues unas virtudes poco comunes: un sentimiento de solidaridad hacia los demás, un pensamiento crítico que frecuentemente es disidente, una valentía en lo personal cuando se abandona la seguridad de la inacción para asumir los riesgos que se corren en la lucha exponiendo incluso su vida y libertad.

 

Sin lugar a dudas, el último luchador social de quien se tuvo conocimiento en Tabasco, y no nada más porque así se autodefinía él mismo, fue Aquiles Magaña García (QEPD), quien abanderó y lidereó en su momento, la lucha que los trabajadores de limpia (barrenderos), realizaron por mejores condiciones laborales y salariales.

En términos generales en México y, particularmente en Tabasco, que es la porción geográfica donde usted y yo vivimos, no estamos en un día de campo o en un domingo de kermesse, ni todo está bonito, ni las manifestaciones de la alegría son abundantes o se dan a cada rato, dadas las condiciones económicas por las que atravesamos. Lamentable y desgraciadamente no; no es así.

No hay quien atempere o lideree el descontento de los tabasqueños por lo que se esta viviendo; ni el PRI, ni el PRD, se ponen al frente de estas inconformidades por el descrédito en el que están hundidos; solo las redes sociales dan cuenta de ello. Vaya, podemos decir que, en nuestra entidad, los tabasqueños, si bien no protestamos, sí existe una inconformidad silenciosa, que tiene sus propios canales y espacios de expresión; a saber, comentarios de boca a boca; radio pasillo o radio bemba; los cafés, desayunaderos, corrillos políticos, grupos sociales, reuniones familiares o de amigos. En resumen, hay inconformidad silenciosa, más no protestas públicas en las calles; pero el último de estos foros para externar el descontento, son las elecciones o procesos electorales.

En Tabasco, los sectores sociales, productivos, económicos, académicos, políticos y empresariales se quejan, pero no protestan; ¿y eso por qué? Porque dependen del gobierno para subsistir. Nuestra entidad no es un estado con vocación empresarial o comercial, porque todo pasa por el gobierno; vaya, ni los benditos medios de comunicación, pueden definirse como independientes, ya que dependen de la publicidad oficial para permanecer y perdurar.

Hay, por el contrario, una total dependencia de todos estos sectores, por lo que no son confiables para la sociedad, porque saben que cuando la administración en turno los llame o de una chamba, en ese momento venden el movimiento y se retiran del escenario del debate. Hay que seguir luchando; buscando luchadores sociales que traigan bien puesta la camiseta de las causas justas. ¿cómo la ve?

 

 

Y Para Usted También**En el congreso del estado las cosas siguen de mal en peor, según ha trascendido en las redes sociales y en el mismísimo Radio Pasillo**resulta que la presidenta de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) y jefa de la bancada de Morena en el Poder Legislativo, Beatriz Milland Pérez, a los trabajadores de confianza, no les dio el “Día del Padre”; cuando a las mamas el 10 de Mayo, a esas sí les dio el día de asueto para que lo disfrutaran con sus respectivas familias, no importando si eran de confianza o de base**luego entonces, se preguntan, ¿dónde está la igualdad de género que se tanto se pregona y defiende la número 1 del Congreso del estado?**pero además los problemas no terminan ahí**es el caso que la señora Milland, impuso a los directores de las diferentes áreas del Legislativo un nuevo horario laboral, siendo este de 9 de la mañana (entrada), saliendo hasta las cinco de la tarde**por lo que se comenta en todos los niveles, ahora cual será la nueva ocurrencia que pondrá en práctica la representante popular, cuando hay tanto trabajo legislativo que sacar adelante, por el bienestar y el desarrollo que merecen los tabasqueños y el estado de Tabasco, que a la hora del voto, les otorgó su confianza**”Juntos, el Poder Ejecutivo y el Poder Judicial, caminamos hacia adelante para que Tabasco siga siendo, precedente en materia de la impartición de justicia en el sureste del país, no solamente integrando acciones, sino dejando una huella tangible”, aseguró el titular del TSJ Enrique Priego Oropeza, al inaugurar el gobernador Adán Augusto López Hernández, el juzgado segundo civil de primera instancia del segundo distrito judicial, ubicado en la ciudad de Frontera, en el municipio de Centla**el Magistrado Presidente del TSJ, destacó los cuatro puntos estratégicos de justicia, por los que transita el Poder Judicial de Tabasco; la formación de nuevos juzgados; la modernización de la infraestructura; la eficiencia en el sistema judicial y la simplificación en la impartición de justicia**hasta mañana Dios mediante.