Salud

La varicela es una enfermedad viral benigna, no grave, la cual se presenta principalmente entre los meses de marzo a agosto debido al incremento de la temperatura, y afecta principalmente a los niños en edad escolar.

Exhorta Salud a prevenir contagio de varicela

* Esta infección viral afecta sobre todo a infantes, durante los meses de mayor calor, señala la dependencia.

Cantidad de Visitas: 435
Jueves, 20 de Abril de 2017
Redacción / El Independiente

La varicela es una enfermedad viral benigna, no grave, la cual se presenta principalmente entre los meses de marzo a agosto debido al incremento de la temperatura, y afecta principalmente a los niños en edad escolar; su contagio es muy fácil, principalmente por contacto y compartir objetos contaminados al toser o estornudar.

Al respecto, Nayadé Hernández Morales, jefa del Departamento de Medicina Preventiva de la Secretaría de Salud, explicó que inicia con fiebre moderada y un cuadro similar a una enfermedad respiratoria, ya que hay dolor de cabeza y malestar general; después, se registran erupciones en piel que afectan cuero cabelludo, espalda, cara, tronco, extremidades y, en ocasiones, a las mucosas.

Detalló que estas ampollas con agua pueden reventarse de manera espontánea y dejan pequeñas lesiones ulcerativas, las cuales deben manejarse con mucha higiene; éstas producen mucha comezón y aparecen en brotes sucesivos, por lo que en un momento dado el paciente tendrá lesiones, dijo la especialista.

La fase eruptiva dura alrededor de una semana y se recomienda a padres de familia y a quienes padecen la enfermedad, no exponerse en lugares públicos; en el caso de niñas y niños, no deben acudir a la escuela, ni tener contacto con embarazadas que no la han padecido; tampoco con personas que tengan VIH, cáncer o lupus, porque de contagiarse no tendrán evoluciones benignas y podría complicarse su salud, indicó.

Hernández Morales apuntó que quienes padezcan varicela deben ser llevados o acudir al Centro de Salud, para ser atendidos por médicos; asimismo debe evitarse la automedicación y mantener la piel limpia con baños diarios de agua templada.