{{visita.numeros | number}} visitas recibidas desde el 22 de Marzo de 2010

Trump da marcha atrás al acuerdo con Cuba

Este es el más reciente intento de Trump de revertir parte del legado presidencial de Obama

La JornadaSábado, 17 de Junio de 2017

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impuso este viernes limitaciones más duras para los estadunidenses que viajan a Cuba y restricciones para las empresas que hacen negocios con las fuerzas armadas en la isla, y aseguró que con la ayuda de Dios lograremos una Cuba libre pronto.

Así, Trump dio marcha atrás a la política de acercamiento con La Habana que inició su antecesor, Barack Obama. En un discurso ante el exilio cubano de Miami, en el sector conocido como La Pequeña Habana, el mandatario prohibió los viajes a Cuba y hacer negocios en la isla.

Trump anunció las nuevas medidas en el Teatro Manuel Artime, lugar que recibe su nombre del líder de la fracasada invasión de Playa Girón (también llamada Bahía de Cochinos) de 1961, con la que exiliados cubanos intentaron derrocar el gobierno revolucionario de Fidel Castro con el apoyo de Washington.

Este es el más reciente intento de Trump de revertir parte del legado presidencial de Obama. El mandatario republicano ya ha retirado a Estados Unidos de un importante acuerdo internacional sobre el clima y trata de eliminar un programa de ayuda sanitaria de su predecesor.

Cuando Obama anunció el acercamiento en 2014, dijo que los esfuerzos durante décadas para tratar de cambiar las cosas mediante el aislamiento habían fracasado, por lo que era hora de un nuevo enfoque.

Los asesores de Trump sostienen que la nueva política equivale a un apaciguamiento y que no ha conseguido ningún avance de las libertades políticas en Cuba y sí ha beneficiado financieramente a su gobierno.

“Es difícil pensar en una política con menos sentido que la del gobierno anterior –terrible y desencaminada– hacia el régimen de Castro”, dijo Trump en Miami, mencionando la falta de concesiones de La Habana en materia de derechos humanos.

También se opone a las convocatorias en la Organización de Naciones Unidas y en otros foros internacionales que apoyan al Cstado caribeño y piden el fin al asedio estadunidense contra Cuba.