{{visita.numeros | number}} visitas recibidas desde el 22 de Marzo de 2010

El encuentro, que se realiza desde el año 2000, tiene por objetivo celebrar la riqueza e identidad totonaca, por lo que 90 por ciento de los colaboradores, entre equipo de producción, danzantes tradicionales, personal de apoyo, custodios de la zona arqueológica, técnicos y voluntarios son oriundos de la región

Cumbre Tajín prevé atraer a más de 400 mil asistentes

Durante cinco días de actividades el festival acoge talleres, conciertos, ceremonias y rituales de purificación basados en las tradiciones totonacas

ExcelsiorSábado, 17 de Marzo de 2018

Bajo el lema El brillo de la memoria, esta tarde arrancó la 19 edición de la Cumbre Tajín, festival que busca atraer a más de 400 mil personas en sus cinco días de actividades.

En el Parque Takilhsukut, el pueblo totonaca comparte con orgullo sus tradiciones culturales, gastronómicas y artísticas a través de ceremonias como la de sus voladores, acróbatas, danzantes y músicos, quienes con singular alegría portan sus trajes típicos y dan la bienvenida a turistas nacionales y extranjeros.

El encuentro, que se realiza desde el año 2000, tiene por objetivo celebrar la riqueza e identidad totonaca, por lo que 90 por ciento de los colaboradores, entre equipo de producción, danzantes tradicionales, personal de apoyo, custodios de la zona arqueológica, técnicos y voluntarios son oriundos de la región.

La diversidad cultural se hace presente en este encuentro de fiesta e invita a representantes de pueblos indígenas de otras regiones, como el caso de un grupo de voladores originarios de San Luis Potosí, quienes intercambiarán conocimiento y prácticas con los totonacas.

Entre el cálido clima que se reviste con el colorido de los huipiles de las totonacas, se escuchan la tambora, la flauta y las maracas que provienen de la banda de música El Tajín, que bajo la dirección de José Guadalupe González Simbrón hace su primera aparición en este festival de identidad cultural.

Otros de los anfitriones de la celebración son los abuelos totonacas, los maestros tradicionales, artistas, voceros culturales, investigadores, sanadores, actores, talleristas, artesanos y terapeutas.

Como parte de las actividades, los maestros y alumnos de las casas-escuela del Centro de las Artes Indígenas (CAI), reconocido por la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) en la lista mundial de Mejores Prácticas de Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, compartirán sus conocimientos y experiencias a través de talleres en torno a su gastronomía, a las artes de la tradición y la conciencia ecológica.