{{visita.numeros | number}} visitas recibidas desde el 22 de Marzo de 2010

El candidato de la coalición 'Por Tabasco al Frente', Gerardo Gaudiano Rovirosa, sostuvo otro encuentro con los miembros de la Mesa de la Fraternidad que preside José Chablé Ruiz, a quienes dijo que dejará el 'pellejo en el alambre' para ganar. Aseguró que con su triunfo en la elección de gobernador, jubilará a la vieja clase política, que ve 'cansada, oxidada, vieja, podrida'. Sentenció: 'Hay que mandarlos a descansar; tenemos que oxigenar a la política'.

Vamos a derrotar a una vieja clase política oxidada y podrida

En amena charla con los columnistas de la 'Mesa de la Fraternidad', el candidato de la coalición 'Por Tabasco al Frente', sostiene: 'Yo no soy de la generación de Adán, ni de Gina; soy una generación que va para adelante', y asegura que 'contra todo pronóstico me he mantenido y me voy a mantener'

Redacción / El IndependienteMartes, 10 de Abril de 2018

“Si tengo que dejar el pellejo en el alambre, lo voy a dejar. Voy a ganar”, manifestó enfático Gerardo Gaudiano Rovirosa, candidato a la gubernatura de la coalición ‘Por Tabasco al Frente’. Y remarcó: “Mis elecciones (para diputado federal y presidente municipal de Centro) las he ganado contra todo pronóstico; así me he mantenido y me voy a mantener”.

 

A cinco días de iniciar su campaña, el abanderado de PRD, PAN y MC opinó que en esta contienda enfrentará a una clase política que “la veo cansada, oxidada, vieja, podrida”. Y agregó: “Hay que jubilarlos, hay que mandarlos a descansar; tenemos que oxigenar a la política”.

 

Invitado por columnistas de la ‘Mesa de la Fraternidad’, el alcalde con licencia de Centro señaló que él no pertenece a la generación de sus adversarios de Morena, Adán López Hernández, y del PRI, Georgina Trujillo Zentella. “Soy una generación que va para adelante”, subrayó.

 

Dijo que en su recorrido de precampaña por los municipios corroboró que la gente está cansada de los mismos políticos. E indicó: “Veo que mucha gente del viejo PRI está en Morena”.

 

Adelantó que arrancará su campaña en los municipios de Huimanguillo y Cárdenas el 14 de abril. “Vamos a caminar desde temprano. Tendré reuniones muy temprano y luego me pondré a caminar… hasta la noche, muy noche”, expresó al precisar que en los 75 días de campaña recorrerá un total de mil 200 kilómetros en 900 horas de trabajo proselitista.

 

Y acotó que para aprovechar todo el tiempo y estar más en contacto con la ciudadanía, “me voy a quedar a dormir en los municipios”.

 

Gaudiano Rovirosa dijo que esto ha sido para él una gran oportunidad de poder ir al encuentro con la gente; “ya me urge que empiecen las campañas”.

 

PRD, CON EL MEJOR EQUIPO

 

Aseguró que hoy por hoy “la mejor estructura es la del PRD; es la más sólida de los partidos y con un voto muy leal”.

 

Señaló que no se confiará de ninguna proyección demoscópica, por lo que trabajará en estos 75 días “como si fuera opositor y como si fuera desde el sexto lugar”. Agregó que sus adversarios “no me van a aguantar. ¿Quién va a caminar hasta 13 horas diarias?”.

 

Recalcó que “la lealtad y principios es lo que me ha mantenido en competencia, siempre dentro del PRD”.

 

Apuntó que desde su campaña, “vamos a darle una bocana de oxígeno a la política. Los otros políticos están oxidados. Yo traigo otro estilo, otras formas. Creo que tiene que renovarse la clase política”.

 

 

NO FIARSE DE ‘EFECTOS’

 

Gerardo Gaudiano dijo que del otro lado hablan del ‘efecto AMLO’; “yo no me confiaría”, pues es la tercera vez que puede esperarse ese ‘efecto’ y la gente se va cansando. Consideró que debe haber equilibrio en los diversos cargos públicos, y que nadie debe tener el ‘carro completo’.

 

Para el perredista, siempre ha estado latente el ‘voto diferenciado’, aunque reconoció que hoy Morena está arriba como marca.

 

Habló de cómo logró la nominación por el PRD. Y aseveró: “A mí no me pueden etiquetar como ‘candidato del sistema’. Me impuse en un proceso interno. El gobernador (Arturo Núñez Jiménez) respetó el resultado de la encuesta”.

 

Luego subrayó: “Tengo muy buena relación con el gobernador. A lo mejor no era el ‘consentido’, pero eso ya quedó atrás. Yo gané la encuesta y quedó demostrado que en el PRD no funciona la línea”.

 

Consideró que su partido, pese a diferencias en su proceso interno, tiene gran capacidad de reagrupamiento. “Yo confío en que la estructura va a funcionar”.

 

Aseguró que como político, “he hecho mi propia carrera, ni siquiera a la sombra de mi abuelo (Leandro Rovirosa Wade)”. Y anotó que “sin un ‘padrino’ (en alusión a Andrés Manuel López Obrador) convoqué a los empresarios y ahí estuvieron los mismos; hay buena relación con ellos”.

 

Refirió que a lo largo de 18 años de carrera política “he tenido altibajos. Los principios, la lealtad es lo que te mantiene. Eso me ha permitido hacer política tres sexenios”.

 

NUNCA DESISTIR

 

Recordó finalmente que en casa de su abuelo Leandro Rovirosa, en Ciudad de México, a donde llegaba por las tardes para estudiar cuando cursaba la licenciatura de ciencias políticas, había colgado en una pared un poema inglés de Rudyard Kipling, intitulado “No desistas”.

 

“Cuando vayan mal las cosas/ como a veces suelen ir/ cuando ofrezca tu camino/ sólo cuestas que subir/ cuando tengas poco haber/ pero mucho que pagar, y/ precises sonreír/ aun teniendo que llorar;/ cuando ya el dolor agobie y/ no puedas ya sufrir/ descansas acaso debes;/ ¡pero nunca desistir!...”.

 

Y remató: “Un día mi abuelo me dijo: "ya hice hasta lo imposible para que te fueras al PRI, si ya tomaste la decisión, no te muevas; quédate ahí. La gente está cansada de los bandazos, de ver a los políticos de rama en rama, como los changos"