{{visita.numeros | number}} visitas recibidas desde el 22 de Marzo de 2010

El acto de quitarse la vida de forma voluntaria, en el caso de niños y adolescentes suele confundirse con muertes accidentales

Vital, identificar indicios de riesgos de suicidio: Salud

Padres de familia y docentes deben estar pendientes de las señales de alerta en niños y jóvenes; la tasa de muerte por esta causa ha disminuido casi la mitad

Redacción / El IndependienteViernes, 27 de Abril de 2018

La mayor parte de los suicidios en niños y adolescentes se pueden prevenir, siempre y cuando se preste atención a las señales que externan, ya que en la mayoría de los casos solo buscan que alguien los escuche sin que sean juzgados afirmó Lucía Díaz Sánchez, jefa del Departamento de Salud Mental y Prevención del Suicidio de la Secretaría de Salud.

Al participar en el Simposio Actualidades del Suicidio en Niños y Adolescentes, organizado por el Departamento de Salud Mental del Hospital Regional de Alta Especialidad del Niño Dr. Rodolfo Nieto Padrón, señaló que en la última década la muerte por esta causa entre este grupo de población ha disminuido casi 50 por ciento en la entidad.

Ello se debe en gran parte a las intervenciones oportunas en planteles educativos, y a la atención en los módulos de salud mental de los hospitales; sin embargo, añadió, continúa siendo un problema de salud pública muy alarmante en todo el país.

Este acto de quitarse la vida de forma voluntaria, en el caso de niños y adolescentes suele confundirse con muertes accidentales; en el mundo dijo 800 mil personas se suicidan cada año, es decir una persona se suicida cada 40 segundo en el mundo y representa el 1.4 por ciento de las muertes a nivel mundial.

Asimismo, representan la segunda causa de muerte entre personas de 15 a 29 años y se ubica dentro de las 20 principales causas de mortalidad.

Del 2006 al 2017, la tasa de estos decesos disminuyeron en Tabasco al pasar de 8.6 por cada 100 mil habitantes a 4.4, en lo cual mucho ha tenido que ver el trabajo coordinado del Subcomité Interinstitucional para la Prevención del Suicidio; en contraste, a nivel nacional ha incrementado, apuntó Díaz Sánchez.

La especialista mencionó que las causas que pueden llevar a un niño o adolescente a querer quitarse la vida son muy variadas y van desde problemas familiares, desordenes de conducta, trastornos psicológicos, factores genéticos y presiones sociales como el bullying, entre otros.

“Es muy difícil distinguir las causas que realmente pueden llevarles a suicidarse; las personas que lo hacen es porque están sufriendo y para ellos es una solución radical a su sufrimiento psicológico, el cual para ellos ya es intolerable y por ello deciden acabar con su vida” expuso durante su ponencia Panorama Actual del Suicidio en Niños y Adolescentes.

Al respecto afirmó que la Secretaría de Salud realiza visitas a los planteles educativos de los 17 municipios, en una búsqueda intencionada de casos a fin de detectarlos oportunamente y brindar la atención especializada que requieren.

Sin embargo, la prevención de este tipo de conductas debe de ser tarea de todos; de ahí la importancia que padres de familia y maestros estén muy pendientes de las conductas de los infantes y jóvenes, ya que en la mayor parte de los casos manifiestan señales de que necesitan ayuda y el no poner atención a ellas puede resultar fatal.

Lucía Díaz dijo que la Secretaría cuenta con módulos de salud mental en los hospitales generales y comunitarios, además de que en el Hospital del Niño y de Salud Mental cuentan con especialistas, los cuales pueden apoyar a las personas que transiten por esta problemática, a fin de evitar el suicidio.