{{visita.numeros | number}} visitas recibidas desde el 22 de Marzo de 2010

Los asistentes al encuentro con los colaboradores de López Obrador demandaron que se fortaleza y amplíe el Mecanismo

Promete próximo gobierno velar por seguridad de periodistas

Durazo y Encinas destacaron la necesidad de trabajar en una política integral donde se mejore la seguridad general de la ciudadanía, incluyendo a los periodistas, para prevenir los asesinatos y otras agresiones; al igual de que en los casos de crímenes contra el gremio sean sancionados y combatir la impunidad.

La JornadaJueves, 13 de Septiembre de 2018

El próximo gobierno federal se comprometió a garantizar los recursos necesarios para que el Mecanismo de Protección a Defensores de Derechos Humanos y Periodistas siga operando e incluso se fortalezca.

Asimismo, trabajará en una política integral de protección y prevención a la labor y seguridad de los comunicadores, combatirá la impunidad frente a crímenes cometidos contra ese gremio, impulsará que en los medios existan mejores condiciones laborales y salariales, y revisará la ley de publicidad oficial (llamada ley chayote) para que “haya piso parejo” en la asignación de la propaganda gubernamental en medios de comunicación.

Este jueves, organizaciones de defensa de la libertad de expresión se reunieron con Alfonso Durazo y Alejandro Encinas, quienes serán secretario de Seguridad Pública y subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, respectivamente, del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, para exponer la situación de la libertad de expresión y el riesgo al que se enfrentan los periodistas día a día y presentar propuestas ante esa crisis.

Este encuentro, de carácter privado, formó parte de los foros para la pacificación convocados por el presidente electo.

En sendas entrevistas con medios de comunicación, los próximos funcionarios federales coincidieron en la necesidad de que el Mecanismo de Protección se mantenga y fortalezca.

Lo anterior ante el riesgo de que los fondos del fideicomiso para el mismo están por terminarse, por lo que señalaron que ahora es responsabilidad de la administración de Enrique Peña Nieto dotar de los recursos suficientes para que éste siga operando, en tanto que el gobierno de López Obrador destinará el presupuesto requerido para que siga funcionado y pueda mejorar.

Organizaciones civiles y el propio consejo consultivo del Mecanismo han alertado que los recursos para esta instancia, de la que son beneficiarios 702 personas, tanto defensores como periodistas, podrían alcanzar para cubrir hasta finalizar este mes, y después habría el riesgo de dejar en la indefensión a los beneficiarios, por lo que se ha exigido más recursos.

Los asistentes al encuentro con los colaboradores de López Obrador demandaron que se fortaleza y amplíe el Mecanismo. “Si bien merece reconocimientos por su desempeño, también es una instancia que debe consolidarse, fortalecerse y eventualmente reforzarse con algunas modificaciones de carácter legislativo y administrativo que le permitan eficientar el trabajo de protección a periodistas y defensores, porque no obstante la existencia y vigencia del mismo, hay asesinados, aun cuando estaban recibiendo la protección”, señaló Durazo.

Encinas informó que además del mecanismo, también se hizo hincapié en la necesidad de proteger a los periodistas que han sido desplazados forzosamente, por los riesgos a su seguridad, y sus familiares, para garantizar que en los lugares que se han refugiado puedan acceder a empleo, salud, educación; y también generar las condiciones para un retorno seguro a sus ciudades o comunidades de origen.

Durazo y Encinas destacaron la necesidad de trabajar en una política integral donde se mejore la seguridad general de la ciudadanía, incluyendo a los periodistas, para prevenir los asesinatos y otras agresiones; al igual de que en los casos de crímenes contra el gremio sean sancionados y combatir la impunidad.

Sobre la llamada ley chayote, señalaron que la próxima administración federal transparentará el uso de los recursos para la publicidad oficial, y que la entrega de ésta no se usará para presionar a los medios a publicar o no cierta información.

 

Información tomada de el periódico La Jornada